domingo, 30 de diciembre de 2007

Lo mejor del 2007

La intención que tenía con este post, justo el día de hoy, cuando cumplo años y falta un día para que el 2008 se haga presente en el calendario, era enumerar en pocas palabras los hitos que, para mi, tuvo este año que agoniza. Igual este año, como otros, no tuvo gran novedad parta mi, en la parte laboral me mantuve “estable” y en la creativa no di pie con bola. En fin, aquí están, estos son…

1. Haber empezado, y mantenido, este blog que tanto me ha servido para dar palos de ciego, para ir tropezando y levantándome sin limpiarme mucho la ropa.

2. Conocer a L, que ella se haya venido convirtiendo en los últimos meses en alguien a quien extrañar.

3. Escribir una que otra cosa que de verdad me gustara, y que pudiera publicar, en el periódico.

4. Leer Todo un Hombre de Tom Wolfe; Black Spring, con mi ingles inferido, de Henry Miller y continuar con mi tradición auto impuesta de releer Rayuela cada mayo.

5. Volver a los clásicos, leer a De Quincey, a Carlyle, Coleridge, Melville, Birce, Hawthorne. Justo ahora me estoy terminando “el tratado de los héroes” de Carlyle, vamos a ver si con el año nuevo no se termina el impulso.

6. Ver al América volver a la senda ganadora y estar a puertas de jugar una final, segurísimo éramos campeones. (Todo se fue al tacho gracias a Diego Gómez)

7. Ver a Robinho dejar sin piernas, sin cadera y sin carrera a Ulises De la Cruz en ese cinco a cero de Brasil ante Ecuador. (Por televisión obviamente)

8. Comprar (si, comprar) la boleta para Iron Maiden. (Su sola mención me hace olvidar los demás conciertos que tuve este año incluyendo ese y aquel)

9. Gestar algunas ideas que me parecen buenas para la futura elaboración de guiones, en estos momentos estoy “enfrascado” en una idea que, dependiendo de la pericia, puede resultar genial o un bodrio.

10. Terminar con Natilla, a pesar de todo.

11. Regresar a la actividad futbolística, luego del cómico paso por el Ciclón Occidente.

12. Conocer, darme cuenta que existían, bandas geniales como Arcade Fire, Silversun Pickups, Camera Obscura, Juana Molina.

13. Haber pasado por la fase afro y empezar a formar las dreads.


Dos menciones especiales: Libro del año, Todo un Hombre de Tom Wolfe. Canción del Año, A Merced de Gustavo Cerati.

Ahora, que miro arriba veo que convenientemente faltan cosas quizá, de hecho mucho mucho muchisimo, más importantes pero en fin, la memoria es selectiva, solo elige lo que le es grato. En este caso la lista parece escueta pero si se me escapan momentos no es del todo mi culpa, tal vez el año siguiente agrande mi lista con un punto que diga “graduado de la U”, este 2007 pudo ser pero el trabajo dilató las cosas (Sorry Lina H). En todo caso, feliz año a los que lean esto y un feliz cumpleaños a mi mismo, disculpándome por no haberme comprado nada pero prometiéndome que en los primeros días del nuevo año saldaré con creces esa deuda.



viernes, 28 de diciembre de 2007

Don’t you think so? (Blitzkrieg)

Hace unos pocos días un amigo me decía, tal vez lo recuerdo mal, que era muy gracioso que una decisión que parecía intrascendente en la infancia, como la de hacerse hincha de uno u otro equipo, nos marca de por vida y configura nuestra personalidad. Si está idea es cierta no es difícil decir que los hinchas del Deportes Quindío tienen propensión a solucionar las cosas repartiendo patadas o los del Santa Fe se acostumbraron a perder aún desde antes de nacer. Por mi parte tengo que decir que nací campeón, en el 84, justo en diciembre América celebraba un titulo más en el torneo local y lloraba una derrota en la copa libertadores.
A veces creo que ese es mí sino trágico, celebrar pequeños triunfos locales pero ver que siempre esa gran victoria se aleja y parece que no se dejará tomar nunca. No sé que pensar y no le pregunto a nadie, me engaño a mi mismo recitándome versos, endulzando las cosas con sacarosa, empalagándome con mentiras refinadas.
Ahora mismo extraño mil cosas y tengo la oportunidad de alcanzarlas. Preparo mi ataque, mi avanzada. Es como si jugara por el todo o nada y quemara mis naves. A por ello, diría un conquistador español en México, Beckenbauer jugó esa semifinal ante Italia. A por toda, digo casi sin pensar tal vez si lo que necesito en verdad no es una noche de cuchillos largos pero en Cali, en plena feria, con cantantes de salsa y Blanco del Valle, para ver si me quito un poco lo peor de mí antes de empezar a ser.

P.D: El domingo cumplo años y parece que ya me empiezan a pesar las primaveras. Quien sabe, a veces pasa, más detalles adelante.

martes, 25 de diciembre de 2007

El Ventrilocuo Bolivariano

El Chavez del Ocho presenta su nueva creación: La niña revolucionaria que habla igual que H.C. y, lamentablemente, da la lata igual que él. Un ¿Y PORQUE NO TE CALLAS? a la muñeca.
P.D: Tomado de www.porlaputa.com


viernes, 21 de diciembre de 2007

No sé lo que hice el verano pasado

Vacaciones, geniales vacaciones donde nos arrebatamos en éxtasis, donde nos hacemos cualquier cosa. Vacaciones que desde hace bastante no tenía, el verano pasado estaba trabajando, aunque en lo que va corrido de este diciembre no he hecho mayor cosa. No he salido de excursión, no he jugado fútbol en una finca sin camisa, matando mosquitos, llenándome de barro, no he nadado en el mar y me he bañado todos los días. Ante todo lo anterior cabe decir que no he disfrutado mis vacaciones, ni siquiera he sido capaz de escribir un poco, al menos algo para el blog y esto cada vez se parece más al desierto, a un lugar inhabitado. Durante estas vacaciones no me he dedicado a golpear mujeres más bien he empezado a extrañar a una. Me encanta oírla hablar, a esa una, escuchar como susurra las cosas y pinta vacas amarrillas de manchas verdes. Es bueno, es algo verdaderamente bueno.
No sé que espero pero lo hago, espero y a veces es como si no me diera cuenta o me doy cuenta pero no lo entiendo, es como un nudo que lentamente se va deshaciendo en mi cabeza, se va soltando revelándome las cosas que ahora están medio ocultas. Ahora está pensar, también el escribir.


P.D: Después subo algo serio, algo de verdad, algo de actualidad, algo más al fin y al cabo…


lunes, 3 de diciembre de 2007

Andrés Calamaro – El Regreso


Andrés Calamaro nunca ha venido a Colombia. No lo puedo asegurar, tal vez siendo más discreto diría que pudo hacer una escala en algún aeropuerto de estas tierras, pero me empecino a creer que Calamaro nunca se ha presentado en concierto en mí país. Siendo un poco coherente buscaría en Google y saldría de mi equívoco, siendo más soñador preferiría pensar, como hasta ahora, que don Andrés aún no nos regala su espectáculo.
Para quienes aún no lo han visto dejar el alma en una tarima cantándole a una flaca traicionera o a un pase de tauromaquia (o calcetín con nombre) está el álbum del 2005 titulado El Regreso grabado en vivo en el Luna Park de Buenos Aires. En este, Calamaro es más cantante que antes, es un regreso feroz, devorando sus líricas y las de otros.
En la Universidad discutía con una amiga sobre quien era mejor, si Andrés Calamaro o Fito Páez. Ella defendía fervientemente al hombre del piano mientras yo le repetía que cada canción de Calamaro golpeaba más hondo que la anterior, decretamos una tregua al preguntarle a un alguien que nos dijo que Cerati era más grande que los dos juntos.
Además de en discusiones, Calamaro a estado presente en cada amor y desamor que he tenido. Sus canciones pueden condensar mejor que cualquier otra cosa lo que se está sintiendo en el momento de mirar a una nena a los ojos y pensar que tal vez, por que no, no vas a poder resistir nunca más a esa mirada. Aunque a mi parecer es más efectivo cuando te das cuenta que no la vas a poder mirar nunca más a los ojos sin que te duela, cuando todo el amor se torna en resignación y un poco de rabia y entonces Andrés Calamaro está allí, como diciéndote todo lo que hace falta en una canción.



Me acobardó la soledad
y el miedo enorme de morir lejos de ti.
¡Que ganas tuve de llorar
sintiendo junto a mí
la burla de la realidad!
Y el corazón me suplicó
que te buscara y que te diera mi querer.
Me lo pedía el corazón
y entonces te busqué
creyéndote mi salvación.



En El Regreso Calamaro se canta a si mismo, es una especie de homenaje que se brinda en veintiún canciones representativas de su extensa discografía, y es más que eso cuando inicia con El Cantante, original de Héctor Lavoe, canción que readapta como si siempre la hubiera cantado él. En Te Quiero Igual recita parte de El día que me Quieras de Carlos Gardel, “El día que me quieras no habrá más que armonía, será clara la aurora y alegre el manantial. Traerá quieta la brisa rumor de melodías y nos darán las fuentes su canto de cristal. El día que me quieras endulzará sus cuerdas el pájaro cantor, florecerá la vida y no existirá el dolor.” Crímenes Perfectos tiene el toque de melancolía en su voz necesario para convertirla en una canción aún más triste, aunque la ocasión no es como para lágrimas y en Estadio Azteca se lanza con una especie de plegaria “Gracias le doy a la Virgen, gracias le doy al Señor. Que entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, no perdí mi amor al canto, ni mi voz como cantor.” Invita a Juanjo Domínguez y entona Por una Cabeza, la euforia crece y Calamaro, el infatigable, finaliza con Flaca y Paloma.
No sé que tan probable sea que Calamaro visite Colombia o que, tal vez, regrese y cante para un público que está deseoso de verlo mientras tanto está este álbum y cerrar los ojos e imaginarse al Salmón diciéndoles a todos que, como vos, la quiere igual.



Mi amor fuimos a volar, con un solo paracaídas,
uno solo va a quedar volando a la deriva.
Vivir así no es vivir, esperando y esperando
porque vivir es jugar y yo quiero seguir jugando.
Le dije a mi corazón, sin gloria pero sin pena
no cometas el crimen varón sino vas a cumplir la condena.


Si este disco fuera mujer sería…: Es inevitable decir que sería la flaca que nos clava su puñal por la espalda, la mujer por la que esperamos en aeropuertos, bares y cafés. La nena linda que aunque se ve inocente sabe todo acerca de la vida. La que se llevó el amor y nos dejó un único vestido, claro, en el fondo del placard.


Arriba mecha!!!

Como cambian las cosas de rápido, hace apenas unos pocos días mirábamos con rabia hacia el arco rojo por las desventuras de Diego Gómez. Pero la calentura nos duró poco y el sábado en el estadio se hizo lo que era adecuado hacer, apoyar a Gómez para que se sintiera respaldado y, si, la memoria de un hincha se borra tras cada partido. Ahora, tras la victoria ante Nacional, estamos empatados junto a ellos y al Caldas en el primer lugar del grupo A, todo depende ahora de lo que se haga el miércoles en Medellín y si no perdemos se viene la trece!!!

jueves, 29 de noviembre de 2007

¿Por qué Diego Gómez? ¿Por qué?

Yo si decía que tanta alegría no podía ser cierta, tanta maravilla no podía ser verdad. Primero, al inicio de la temporada, cuando vi a Dudamel en el arco dije “puta, nos van a golear” pero el chamozolano respondió, y muy bien. Luego llegó la lesión, creo que ligamento cruzado y Dudamel se quedó afuera, Umaña miró al banco y allí estaba, el desastre, el de siempre, el que le pegó a su técnico, el odiado por la parcial roja, Diego “que pena, se me zafó” Gómez.
En la final de 1999 el nefasto Gómez se tiró la campaña del América regalándole un gol a Nacional. Centro desde la izquierda al corazón del área, América gana por uno en el partido de ida que definirá al último campeón del siglo en Colombia, un cúmulo de camisetas rojas y verdes en las dieciocho pero el balón va muy alto. Es prácticamente la última jugada del partido y yo lo miro desde mi casa, por que no tenía con quien ir al Pascual, mi papá es hincha del Santa Fe, porque aún soy muy pequeño como para ir solo, pero lo veo y lo sufro en mi casa, veo como Gómez salta a cortar el centro y como el balón Golty numero 5 se le escurre entre los guantes, le cae en las piernas al “caremondá” MacKenzie que solo tiene que empujarla un poco. Decepción total, odio generalizado. Sé que la de portero es la posición más ingrata del fútbol, sé que una embarrada puede costar un partido, sé que toda una noche de buenas atajadas no va a ser recordada si, como Diego Gómez que tuvo inmensas salvadas esa noche, se comete un garrafal error durante un juego. Ayer fue lo mismo, salvó muchas opciones de gol ante el Once Caldas en Manizales pero se confió ante la más fácil, el balón picó, le rozó el guante y entró mansamente. La apoteosis en manila, el terror en la cara de los rojos, Diego Gómez que no levantaba la mirada y en la tribuna los hinchas no podían creer que de nuevo, que otra vez.
Tras el partido del 99 Gómez debió “huir” de Cali, los hinchas la tomaron contra él ya que posteriormente América perdió la final contra Nacional en tiros desde el punto penal. Le quebraron los vidrios de su casa y hostigaron a sus hijos en el colegio, un Diego Gómez bañado en lágrimas salió en televisión pidiendo perdón, rogando por que todo parara y paró, él salió del equipo. Ahora, que América pierde ante el Once, que Gómez, a pesar de sus atajadas previas, tiene la culpa de la derrota hay que ver como se le recibe, que nuevos insultos contra su ascendencia y descendencia se ingenian los pelaos de la popular. Desde aquí no sé que decir, ojala este error no se repita, si el sábado se le gana al Nacional todo se habrá olvidado, si el América no clasifica a la final será, al menos para los hinchas, culpa de nuestro Diego. Horror, Argentina tiene al suyo y nosotros siempre tendremos a este Diego.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Lo que me hizo Hugo Chávez

Maldito, me estas haciendo apoyar a Uribe. Nunca lo imagine pero así es y me da rabia conmigo mismo. Hay que ver como evolucionan las cosas y si vuelvo a ser como era, sino…
A veces pasa.

Más detalles adelante.

jueves, 22 de noviembre de 2007

¡Ay! Que orgulloso me siento…

Algo que talvez nos caracteriza a los colombianos es que estamos hechos de pequeñas cosas. Nos alegran pequeñas hazañas, como un décimo lugar en una maratón o un tercer lugar en unos juegos panamericanos. Lo mismo pasa con nuestro fútbol, las victorias más pequeñas nos emocionan hasta el tuétano e incluso los empates, como cuando igualamos a uno con Alemania con ese gol de Freddy Rincón que le regaló al fútbol la mejor celebración de la historia. El martes se dio otra de nuestras victorias mínimas y celebramos a rabiar este Colombia 2 – 1 Argentina.
Ya que la categoría de nuestro fútbol, ni la suerte que también influye un poco, no nos permite celebrar títulos mundiales, ni continentales ganarle a un grande del balompié orbital no está nada mal. La victoria, bastante sufrida, sobre Argentina hace que nos ilusionemos un poco con esta selección colombiana que si bien no cuenta con las figuras de otro tiempo ni con ese juego bonito que nos alcanzó a emocionar en el 94 si tiene eso que les envidiamos a veces a los uruguayos y paraguayos, garra y unos güevos del tamaño de Cristo Rey. Durante el partido, y como nos viene ocurriendo, se regaló el primer tiempo pero los acertados cambios de Pinto resolvieron un partido que se había enredado en el medio. Otra vez Bustos y sus tiros libres, herencia de su paso por el América, le dieron una salida a Colombia y luego ese gol que era de Wason pero que marcó Dayro nos llevó hasta el paroxismo.
Ahora entramos en un receso de casi ocho meses, hasta junio no habrá eliminatorias, y tendremos que buscar partidos de preparación para no dormirnos en los laureles, aprovechar que en Europa se juega la Eurocopa y medirnos un poco con los grandes de verdad. Somos cuartos, a dos puntos de Paraguay que está primero y las cosas pintan bastante bien, solo resta decir una vez más ¡Ay! Que orgulloso me siento de haber nacido en mi pueblo.


P.D: Mención aparte se merece nuestro gran Freddy Indurley Grisales que se tragó la cancha en el segundo tiempo. Un homenaje cortesia de http://www.bestiariodelbalon.com/


lunes, 19 de noviembre de 2007

Un beso, el primero

Sobre dar un beso. El primero es el único difícil porque solo es eso, dar un beso. Después viene el ritual, el beso sin sentir, el beso por costumbre mientras ese primero se va borrando de tu memoria para que al final sea como todos los que te han dado. El primer beso es la magia desprovista de lo material, es el sentir emocional, el ser en el otro. No sientes los labios, no sientes su respiración, no sientes su calor sólo tu estomago dando vueltas, buscando por donde salir; por la boca si no estuviera ocupada.
Ante todo una aclaración, no hablo del primer beso de tu vida sino del primer beso en una relación. El primer beso con una nena con la que has hablado, una nena que sentís que es alguien con la que se pueden intercambiar más que besos. El problema de ese beso, es que siempre se piensa que no ha llegado el momento adecuado, talvez por eso se buscan unos tragos y luces bajas. Se busca el velo del licor y el cobijo de la penumbra para así no ver su mirada, no ver esos ojos que te miran cada vez más cerca y después por un momento se cierran. Buscar ese momento para que después los demás vengan por si solos, de pronto los próximos no van a ser tan buenos, quizá el primero sea el último, lo importante es intentar.
¿Lo intento?



lunes, 12 de noviembre de 2007

¡Los que vamos a ir!

Que se puede decir después de darte cuenta que un momento de tu vida que creías que nunca se iba a dar, que era vivido como sueño pero que en la vida real dabas por descontado que no sucedería jamás pasara. Algo como encontrarte a Carolina Cruz en una rumba y que te conteste a todo lo que le propones con un si gigante o ver a Colombia en la final de un mundial humillando a Alemania o a Brasil o a Francia.
Bien, el hecho es que esto no tiene que ver con ninguna fantasía sexual o futbolística, es una fantasía musical esperada, imaginada, deseada, soñada por decenas de miles de personas en todo este país y es… una de las bandas más grandes de la historia del Heavy Metal, la fundadora de la denominada New Wave of British Heavy Metal… es, ya sin tanto preámbulo que se vuelve tan aburrido, Iron Maiden. Primero, entonces, hago un recuento histórico y justo a continuación un resumen de los hechos del pasado viernes. El año pasado apenas existía un rumor, se decía que Maiden venía a Colombia, un locutor con problemas de obesidad anunciaba el tan esperado concierto con más de un año de anterioridad y muchos no creían que tanta maravilla fuese cierta y, claro, en ese diciembre de 2006 se veía muy lejano el 28 de febrero de 2008.
Apenas un mes atrás, hablo de este octubre, creí darme cuenta de la magnitud del acontecimiento, mis amigos hablaban de la reedición del World Slavery Tour de 1985, que la lista de canciones iba a ser igual a la del DVD Live After Death, que se iba a traer toda la escenografía egipcia del Powerslave e incluso que habría un Eddie gigante con vendajes de momia. La venta de las 50.000 boletas también entrañaba algo de misticismo, justo dos minutos antes de la media noche, como en la canción, empezaban a comercializarse a través de tuboleta.com. La compra de entradas fue prácticamente masiva, de las 6.000 boletas platino que salieron a la venta no quedaba ni una al mediodía siguiente y a las 4:0o de la tarde solo restaban unas 2.000 boletas de general por venderse.



A pesar de todo lo que esperamos, a pesar de imaginarnos el concierto tantos años atrás puedo decir que apenas comprendía la magnitud del evento, el tamaño de la visita del próximo febrero. Ver a Maiden para esta generación, y para la que ya pasó y para la que viene, es como si Jesús volviera a predicar, pero sólo por un día y para contadas personas, en el Monte de los Olivos. Este viernes, cuando al fin tuve la boleta en la mano y ni siquiera así, sólo cuando estuve sentado en la universidad, hablando con dos amigas, diciéndonos que esto era historia como cuando vino, ese noviembre, Guns’n’Roses, y mientras tocaban November Rain el cielo de Bogotá le hacía caso, o como cuando éramos muy pequeños para ver a Metallica en el Campín. Maiden llega en el momento justo de nuestras vidas, como si fuera un punto y aparte, una fecha patria y día festivo.
En 2004 tocó en Cali Paul Di’Anno, ex vocalista de Iron Maiden, y creíamos que eso era lo más cercano que íbamos a estar de la banda inglesa, ver a un gordo con pinta de hardcoreto, rapeándonos Wratchild y Prowler. En ese momento la felicidad tenía esa cara, subdesarrollada por demás, que ahora es esto, ahora es esperar en el aeropuerto por Dickinson piloteando al avión de la banda… y por fin poder gritar ¡Los que fuimos a Maiden!






jueves, 8 de noviembre de 2007

Bajofondo – Mar Dulce

Hace unos días recibí la llamada de un amigo con el que no hablaba desde mucho tiempo. Es uno de mis muy buenos amigos y su “voluntaria” desaparición, eso de no volver a beber con el viejo grupo, me tenía un poco desconcertado. Cuando llamó me gritó casi inmediatamente “¡parce, Bajofondo sacó nuevo álbum!” y fue como especie de alegría. Alegría porque el amigo seguía allí y por que Bajofondo, luego de casi cuatro años de “inactividad”, lanzaba una nueva producción.
Mar Dulce es un álbum en extremo sencillo, sin duda esa mañana, y al ir luego escuchando cada uno de los artistas que colaboraban con alguna canción en el disco, mis expectativas crecieron bastante. Mi amigo me dijo que justo en ese momento se lo estaba escuchando por segunda vez, que valía la pena y que lo iba a escuchar hasta que lo echaran de la tienda. Al día siguiente logré escucharlo y, como ya había dicho, me pareció muy sencillo, casi como uno de esos soundtracks ganadores del Oscar que Gustavo Santaolalla ha aprendido hacer con tanta maestría. Una banda sonora que contiene canciones precisas para pasar de una alegría eufórica y discotequera, como Pa’ Bailar o Grand Guignol, a una calma casi melancólica, Chiquilines con la recientemente fallecida oriental Lágrima Ríos, un registro musical que se puede adaptar a momentos tan diferentes como las personas que lo escuchan.

Con los ojos no te veo
se que se me viene el mareo
y es entonces
cuando quiero
salir a caminar

El agua me ciega
hay vidrio en la arena
ya no me da pena
dejarte que un adiós

Así son las cosas
amargas borrosas
son fotos veladas
de un tiempo mejor

Los dieciséis cortes de este álbum son instantes precisos, Santaolalla demuestra su talento y sus muchos amigos al invitar en el disco a artistas de la talla de Elvis Costello y Gustavo Cerati, Nelly Furtado y al bandeonista japonés Ryota Kumatsu. Talvez se abandonan un poco en este trabajo los beats fuertes y las interpretaciones sentidas, como las que los dieron a conocer en 2003, pero gana en madurez y se va dejando un poco atrás esa milonga para hacer música para el mundo. Incluso dejaron el antiguo nombre Bajofondo Tango Club para llamarse simple y llanamente Bajofondo, no querían encasillarse porque ya no solo pertenecen a la cuenca del Plata, ahora son de todo el globo. Mar dulce era como llamaban a la vasta desembocadura del río de la Plata, el mar dulce que se iba uniendo lentamente con ese otro mar que si era de verdad, un mar dulce que separa a los porteños de sus iguales orientales. Este álbum es como un tributo a esa doble nacionalidad que impera en Bajofondo, la mayoría son argentinos pero tienen varios músicos uruguayos, entre ellos al genial d.j. Luciano Supervielle.
Puede que aún me gusten mucho más las canciones del primer álbum o del Supervielle, como Perfume, El Sonido de la Milonga, Pulso o Mateo y Cabrera, pero quien sabe, talvez el Mar Dulce se convierta en uno de mis preferidos. Este álbum ha demostrado traerme sorpresas inesperadas, como ese amigo que volvió a aparecer casi de la nada.


lunes, 5 de noviembre de 2007

Se vino el agua

Está lloviendo a cantaros por todo el país y no puedo evitar pensar que es delicioso. Inmediatamente después de escribirlo siento remordimiento, me acuerdo de los damnificados en el Magdalena, los techos rotos en Bogotá, las inundaciones, los desbordamientos, el granizo, se cancela Rock al Parque todo el sábado y el sin numero de problemas que causa la lluvia cuando cae solo por la música de su caída.
Es delicioso a pesar de los remordimientos, y esto creo que ya lo dije aquí mismo, ver caer la lluvia y pararse debajo de ella, que te bañe, alguien diría que te lava los pecados pero a mi me da igual. Ahora mismo no llueve pero puedo imaginar como cada gota individual golpea mi frente y también como está iluminada en contraluz, porque de lo contrario es casi invisible, como se me moja la ropa y se me pega el pelo a la cara. Suena Singin’ in the rain y me parece increíble que a alguien se le ocurriera esa suerte de coreografía mientras llueve y los paraguas que ya no sirven para nada. Una vez me contaron que el actor que interpreta la canción en el momento de la grabación estaba ardiendo en fiebre pero que al encontrase en el set con una lluvia que era solo para él se lo pensó mejor y el resto fue cantar bajo esa lluvia… pienso ahora en que quizá, en la noche, va a llover y esto me desconcierta; usualmente me encantaría pero hoy cargo con periódicos y un libro con los cuentos completos de Kafka traducidos directamente de los textos originales y me parece que sería mejor buscar bolsas plásticas y resguardar todo cuanto se pueda “mojar”. Es curioso pero antes no me hubiera preocupado mucho lo que pudiera pasar, ahora parezco un viejito melindroso y se me hace extraño que no busque un paraguas para salir a la calle. No sé, a veces parece que el tiempo no pasa en vano. Tristemente.



P.d: La imagen que acompaña esta diatriba la saqué de un blog que me gusta bastante, se puede pillar en elanacoreta.blogspot.com

Ganó Jorge Iván!!!

Ganó Jorge Iván, y es noticia vieja y trasnochada. Ganó por más de 40.000 votos, y habrá que ver que tal le va cuando se posesione el próximo año. Abadía también ganó y por mucho, este si preocupa más por sus antecedentes familiares, pero parece que se quiere rodear bien, ojala le vaya bien para que no nos haga quedar mal a los “jóvenes”. Por mi parte vote por el medico Ospina, para la gobernación preferí votar en blanco ante las sospechas que genera Abadía también opté por esa opción para Concejo, Asamblea y JAL. Lo siento por Kiko y su tercera derrota y lo siento por Bruno Díaz pero era más que predecible su tercer lugar.
El lunes siguiente a las elecciones pasó algo muy curioso, el medico Ospina citó a los medios en el cementerio. !!!. Curioso, en el cementerio ¿Qué querrá decir? ¿Una nueva campaña de cero muertes violentas? Resulta que lo que quería Jorge Iván era que todo el país lo viera abrazado a la lapida de su padre, diciéndole que habían ganado. Entiendo que es una forma de revindicar a su padre, que entre otras cosas fue miembro de la guerrilla del M-19 y murió heroicamente defendiendo su casa en los Cristales de una arremetida del Ejercito, es una forma de traerlo a la vida y de honrarle, tal vez hubiera sido así de no haber mediado tanta cámara y fotógrafo, de no haber convocado a esa improvisada rueda de prensa. Esperemos pues que las ganas de lucirse se le agoten ahora y que no convierta la visita a su padre en un ritual de Estado, ayer se presentó al Pascual Guerrero con la camisa del AMÉRICA y se saludo con todos los jugadores, Abadía también estaba.. Esperemos que Ospina algún día quiera alejarse de las luces y de las cámaras, que deje de querer a parecer en cuanto noticiero y periódico exista para dedicarse, mientras pueda, a gobernar.


jueves, 1 de noviembre de 2007

Unas cuantas acotaciones

Unas cuantas, cortitas. La primera es que iba a sacar algo hoy por lo de las elecciones, una especie de “análisis” sobre los comicios pero el fútbol pudo más y me quedé con el América…

La segunda acotación es precisamente sobre el rojo, le ganó ayer 3 a 1 en el calor de Barranquilla al Júnior con dos goles del venezolano Rojas. El rojo va bien, va muy bien, luego de un poco más de dos años sin semifinales nos metemos y con toda. Ojala este año sigamos con la buena campaña y nos metamos en las finales, por esta hinchada sufrida, por los ochenta años que se cumplieron en febrero, por toda la historia que hay con vos, por el color de tu camisa. Se viene Nacional este fincho y si se gana la punta es nuestra!!!

La tercera, y más importante, es que María Camila cumpleaños. Yo sé que no se pasa por aquí y que ya le dije pero de nuevo le grito desde todas partes FELIZ CUMPLEAÑOS!!! Feliz, feliz, feliz, feliz. Te regalo unos dulces y un abrazo porque no tengo más pero te deseo todo lo mejor de este mundo y, claro, que cumplas muchos más.

domingo, 21 de octubre de 2007

Del porque voy a votar por el doctor Nick

Esta entrada se contradice con una que publique un poco antes, con la que decía que iba a votar a favor de Bruno Díaz por eso que llaman “voto de partido”. Bueno, pensé un poco, en realidad me lo pensé mejor y ahora voy a votar por el doctor Jorge Iván Ospina o como a muchos nos gusta llamarlo, el doctor Nick Riviera.
Primero hago aclaraciones varias, ¿porque cambiar mi voto de Bruno Díaz hasta la orilla de Jorge Iván? Bueno, es claro que la campaña de Bruno no va a ninguna parte y es bueno dejarse de sectarismos políticos leer un poco más las propuestas de cada candidato. Si bien las promesas de Jorge Iván no me convencen del todo es la mejor opción disponible para el manejo de nuestra ciudad venida a menos. Otra razón de mi reciente apoyo al doctor es, además, darle un voto más al rival de Kiko.
¿Por qué no votar por Kiko? Kiko es tierno, es como un perrito que se encuentra uno en la calle, se le venda la patica que, de seguro, se hirió en una riña con un perro más grande y que lo hace cojear profusamente, se le alimenta y se le coge mucho cariño por que tiene esa cara que hace que a las niñas les guste mucho los perritos. El problema viene después, cuando lleva viviendo en tu casa un poco más de un año y se le deja un momento sólo con los niños más pequeños, a la primera provocación el perrito ya no va a ser tan tierno y es probable que les muerda la cara. Kiko parece bueno pero… lean las propuestas del hombre.
¿Por qué llamar al doctor Jorge Iván Ospina doctor Nick Riviera como en los Simpsons? Es sencillo y evidente, tal como su contraparte animada a Ospina es difícil imaginárselo siendo un buen medico (eso no lo dudo pero a veces cuesta trabajo creerlo). Cuando aparece Jorge Iván en publico es casi una ofensa al buen sentido, parece que no tuviera director de campaña o jefe de prensa o novia o mamá. Su forma de hablar es molesta arrastra las palabras y le silba la s, suele usar camisas guayaberas abiertas en el pecho como si estuviera en la costa o por entrar a una parranda vallenata, también la forma de encarar los debates ante Kiko, ambos se dedican más a atacarse que a exponer sus propuestas. A veces, de verdad, es supremamente difícil imaginárselo como un buen gobernante, pero lo será porque así como toda su vida a sido igual de ramplón fue capaz de sacar al Hospital Universitario del Valle del atraso donde se encontraba y convertirlo en una de las mejores instituciones médicas del país.
El doctor Nick, el de los Simpsons, es el medico que llaman todos cuando necesitan una cura y no pueden pagar más talvez eso es lo que tenemos aquí, nos falta dinero para conseguirnos a otro doctor.

Lo bonito del fútbol es eso

En la Luciérnaga, un programa radial de sátira política, siempre imitan a Gerardo Bedoya, regular jugador del Millonarios, tartamudeando y diciendo en cada imitación que lo bonito del fútbol es eso… es que no le saquen amarilla en el primer tiempo, que la hinchada no lo putee y otras tantas. Lo bonito del fútbol pueden ser muchas cosas, desde eso hasta pasarse un domingo tirado en la cama, sin bañarse viendo los partidos de la Bundesliga alemana, la liga española, el Calcio italiano, la Premier League inglesa y, el pasado fin de semana, la eliminatoria sudamericana.
Y se vio lo bonito del fútbol en nuestro continente en las primeras dos fechas de la eliminatoria en donde las cosas fueron como siempre con Argentina líder y Brasil jugando y ganando sin esforzarse. Uruguay goleo a Bolivia y perdió luego con Paraguay que había empatado a cero de visita ante Perú que perdió dos a cero ante Chile en Santiago que a su vez perdió en el Debut ante Argentina que le ganó a Venezuela a domicilio cuando esta venía de derrotar en Quito a Ecuador que perdió con Brasil que ya había empatado en el Campín ante Colombia. Una C0lombia que el miércoles se enfrentó a Bolivia en la altura de La Paz y le fue bien, no tanto como ante Brasil, aunque esta vez tuvo tres mano a mano donde ni Carmelo, ni Ferreira ni Wason, aunque Wason casi casi… y no se pudo, pero el punto sirve bastante ahora le queda al equipo pensar en el duelo ante Venezuela y luego ante Argentina en Bogotá.
El balance general que le deja a Colombia estas dos jornadas es positivo solo si se le gana a Venezuela en la próxima fecha, que sería una forma de reafirmarse y ratificar lo hecho hasta ahora. El estimado para los primeros cuatro partidos es de seis puntos y parece triste pero no lo es tanto porque se enfrenta a las dos selecciones más fuertes de América y se supone que el equipo nacional saca una victoria ante dos de las selecciones llamadas “débiles”. El presente de Pinto es bueno a pesar de todo, Wason se destacó como el mejor hombre hasta ahora junto con Carlos Sánchez que sigue asombrando y un Falcao, que a pesar de no haber jugado en Bolivia, se sigue mostrando como una de las cartas más fuertes de la selección colombiana.



Lo bonito del fútbol es eso, ganar a veces, ver jugar a Messi y los goles de tiro libre de Riquelme, como te odio Riquelme!!!. El partido de Brasil ante Ecuador, es probable que el técnico Suárez esté de salida en estos momentos, donde Kaká hizo tres goles y Robinho sacó la bicicleta y se hizo una jugada que para mi la quiero y dejó tendido a los ecuatorianos en el piso. Eso, eso es lo bonito del fútbol, la eliminatoria apenas comienza y se nos vienen encima partidos que son de no creer, ojala Colombia siga jugando como hasta ahora, sudando al fin la camiseta y no dando un balón por perdido, allí si dan ganas de ponerse de pie y aullar a grito herido ¡ay que orgulloso me siento de haber nacido en mi pueblo…!

jueves, 11 de octubre de 2007

¿Quien ganará en Cali?

Esa es la gran interrogante, quien ganará las elecciones para la alcaldía de Cali el próximo 28 de octubre… creo que muchos se están haciendo la pregunta, yo me la formulo y me respondo, con infinito dolor, que esto se lo va a ganar Kiko Lloreda. Decirlo me es particularmente difícil, Lloreda no es el candidato de mi predilección pero es a quien gran parte de los medios y el mismo gobierno se han encargado de erigir como el futuro "salvador" de Cali.
El domingo pasado presentaron en el Canal Caracol un debate que, creo, se llamó "Bogotá Decide" donde se llevaron a todos los candidatos para la alcaldía mayor de Bogotá para que presentaran sus propuestas y programas de gobierno. Lo curioso es que mientras el afable Jorge Alfredo Vargas presentaba uno a uno a los candidatos, con el consiguiente primer plano del susodicho, Samuel Moreno, candidato del Polo Democrático Alternativo y principal rival del Enrique Peñalosa, convenientemente fue obviado por las cámaras. Al principio pensé que la falta de pericia de algún camarógrafo inexperto lo habría causado pero diez minutos más me confirmaron la "imparcialidad" de Caracol respecto a los candidatos. Peñalosa es el candidato de gobierno y muchos de sus rivales son un mero relleno, William Vinasco Ch. no es una amenaza significativa en cambio Samuel…
Lo mismo ocurre en Cali, en este caso los enfrentados son, por el gobierno, Kiko Lloreda, y por todos los demás, Jorge Iván Ospina. La lucha, calificada a estas alturas de la contienda electora como "sucia", ha llevado a uno y a otro a acusarse de desprestigiar a su adversario. Muestra de esto, de la subliminal pero efectiva guerra sucia, es la campaña del ex alcalde Guerrero quien busca una curul en el Concejo, en ella dice que "Cali ya votó con el corazón, es hora de votar con la razón". Curiosamente el corazón es el logo de la campaña de Ospina.
Hay que recordar también que la familia de Lloreda es dueña del periódico más grande de la región y de la ciudad. Desde sus páginas no se hace alusión expresa al candidato pero no hay día en el que no asimilen la campaña de Ospina con el nefasto gobierno del destituido Apolinar Salcedo. El País llama a una pugna justa mientras le da a su candidato libertad de opinión en sus paginas, mientras su columnistas abogan por su jefe, mientras cada articulo es una loa a su patrón. Hace algún tiempo, cuando Lloreda no era abiertamente candidato, el presidente Uribe traslado su despacho a Cali y dio una serie de concejos comunales en los sectores más deprimidos de la ciudad. Debido a mi trabajo debí cubrir cada viaje del presidente solo para ver como en cada concejo se le daba la palabra a Kiko, que "aún" no estaba en campaña, para exponer su plan de gobierno en la eventualidad de una candidatura. El fin de semana, en el pasquín llamado Q’hubo propiedad de los Lloreda, apareció un chisme "político" en donde se anunciaba que uno de los locutores de Radio Súper había renunciado a su puesto porque el director de la cadena lo habría obligado a difamar de Kiko y hablar a favor de Ospina, lo cual es evidentemente conveniente para el candidato familiar quien está acostumbrado a la pose de victima. Otros sucesos escabrosos han rodeado la campaña, además de que se le ha unido a algunos desfalcos hechos al Estado por parte de algunos familiares y también el allanamiento de una litografía por su personal de seguridad, o de El País que vendría a ser lo mismo, aunque todo esto no esté del todo confirmado y en últimas él no se haya dado cuenta. Démosle el beneficio de la duda.
Así las cosas es evidente que quiere ganar y no está lejos de hacerlo. Kiko va líder en las encuestas y Ospina cada vez se ve más como un charlatán que como un buen alcalde. En un principio mi voto estaba firmemente planeado para Ospina pero tras verlo una y otra vez en televisión con una sonrisa fingida y su poco afortunado corte de pelo me llevó a pensarlo un poco, a pensarlo mejor. Ahora me limitaré a hacer un voto de partido a favor del Polo y su candidato Bruno Díaz quien solo tiene éxito entre las mujeres o talvez vote en blanco.
Lo único que se ganaría con la elección de Kiko como alcalde de Cali sería la posición del Diario Occidente con respecto a la ciudad. Debido a que El País pasaría a ser el periódico del gobierno, Occidente reafirmaría su posición de "independencia", las comillas aplican porque son recalcitrantemente Uribistas. El papel que vendría a ocupar este diario sería central debido a que El País estaría demasiado unido a su dueño como para parecer objetivo mientras Occidente…
Si, lo mejor que le podría pasar a Occidente sería que eligieran a Kiko como alcalde, en marzo se inaugura el Mio y es claro que el diario se distribuirá en las principales estaciones del trasporte masivo. La objetividad trae lectores, la ubicación de dispensadores en el Mio trae aún más lectores, los lectores traen pauta publicitaria, la pauta trae dinero y el dinero, bueno el dinero trae muchas cosas.

jueves, 4 de octubre de 2007

!!! o de la felicidad

Ha vuelto a llover. Hace tiempo que no llovía y se escuchan las gotas contra el techo, sin otro placer más que caer y sonar a tormenta. Está lloviendo justo ahora, mientras escribo y todo es un poco mejor. No puedo decir que sea una persona del todo feliz, hay cosas que me faltan, un iPod, unas gafas nuevas y, desde hace unos pocos meses, amor. Justo ahora escucho Digital Love y me acuerdo de tantas cosas que me hacen feliz, como la lluvia, como un abrazo, como una frase justa y precisa, como un mensaje de texto cuando ya no esperaba nada más de ella.

La lluvia me hace feliz. Me encantan los días con lluvia a pesar de que algunos digan que no se puede salir, que no se puede hacer nada porque se les cae la gel o se les mojan los zapatos. Yo no uso gel y no cargo paraguas, tengo los zapatos rotos y se me llenan de agua mientras camino. A veces la felicidad se muestra con esa cara que solo uno mismo reconoce, como haciéndote guiños bajo esa mascara de carnaval veneciano o de brujo tribal polinesio. La felicidad entonces como eso, la felicidad entonces como esto:


1. A Merced, Te Llevo para que me Lleves de Gustavo Cerati, El Mantra del Bicho Feo de Juana Molina, Digital Love de Daft Punk, Naranjada de Plastilina Mosh, Re-Agents de Ladytron, Nitro de The Offspring, Paloma de Andrés Calamaro, Surrender de The Chemical Brothers, Rising Song de Massive Attack, Interstate Love Song de Stone Temple Pilots, Unza Unza Time de Emir Kusturica, Secrets of the Runes de Therion, Undone de Weezer, Super Hassan de Superlitio, Don’t Look Back in Anger de Oasis, Hyperballad de Björk, No Distance Left to Run de Blur y… como seguir escribiendo cuando hay tan poco espacio, canciones que me hacen feliz, seguro faltan montones, pero como saberlo.




2. El fútbol, the soccer, le football, il calcio, der fußball, o futebol y en este mismo orden el todopoderoso y gloriosisimo AMERICA de Cali, la JUVENTUS de Turín, el Tottenham Hotspur de Londres, el HSV de Hamburgo, el Paris Saint Germain de Paris y el Real Betis de Sevilla. Que decir de este deporte que es todo, es pasión dolor amor vida sufrimiento. El fútbol o la felicidad en un rectángulo de hierba, con dos porterías, un balón y veintidós sudorosos, cansados, adoloridos y muy felices jugadores no profesionales intentando repetir cosas que vieron en televisión, el barro en la cara y el pasto pica en las piernas. Se está ocultando el sol y el que haga el gol gana.


3. Como ya se dijo, la lluvia, caminar bajo ella sin preocuparme por otra cosa que lograr encender un cigarrillo. I singin' in the rain, yeah.



4. Las mujeres. Todas toditas todas. Las niñas y la adicción al tabaco, las niñas y de cómo todas las relaciones son en extremo peligrosas, las niñas y la manía de ser otra persona, las niñas y de porqué los hombres nos convertimos en unos güevones, las niñas y la apatía, las niñas o de cómo son lo mejor que hay en este planeta (aún sobre el mismo fútbol).



5. Julio Cortázar, Rodrigo Fresán, Alessandro Baricco, el Alejo Carpentier de Ecue-Yamba-O, las crónicas de Leila Guerriero y Alma Guillermoprieto, todo Borges y todo Kafka, otros cuantos miles.



6. Igmar Bergman, Sofía Coppola, Stanley Kubrick, Rainer Werner Fassbinder, Emir Kusturica, Andrei Tarkovski, Krzysztof Kieslowski, Jean-Luc Godard, Woody Allen, Jim Jarmush, Leos Carax, Michelle Gondry. Como se dijo alguna vez, ver cine es lo más parecido a soñar, soñar es lo más parecido a estar muerto y estar muerto es lo más parecido a soñar que se está viendo una película.



P.D.: También me alegra Liniers.


7. !!!

O Rei!!!

(Este lo escribí hace una semana)

Hoy estrené mis nuevos guayos. Son una chimba, color marrón, como el color de fuente que utilizo en el Messenger o con el que imprimo cunado se me ha acabado la tinta negra necesito revisar machotes y borradores. Son marrones, son marca Umbro, tienen cuatro cruces (las conté aplicadamente), no tienen lengua y, de nuevo, son una chimba.

....Como no tenía camara me tocó bajarme la foto de internés

Hace bastante tiempo no estrenaba unos guayos, desde que estaba pequeño y mi papá me llevaba a la cancha para que aprendiera a jugar. En la adolescencia dejé el fútbol y preferí practicar el baloncesto por que lo encontraba más fácil de jugar, la altura me ayudaba y era cromáticamente correcto. Los días de colegio pasaron como un corto entreno entre grandes pelotas naranja con marca de naufrago y nombres en ingles. Mientras la mayoría corrían detrás de un balón a retazos otros le apuntábamos a un aro. Jugaba baloncesto aún cuando quería irme corriendo a patear el esquivo balón, a caerme, a darme de patadas en las canillas con otros tan torpes como yo. Todo porque el baloncesto no me era tan difícil, estaba en el equipo del colegio y nos entrenábamos al mediodía mientras otros iban a sus casas a verse el primer partido de la Champions aunque a veces no, porque en Rusia se juega desde las doce y sólo se alcanza a ver el segundo tiempo. Después fueron los intercolegiados y un buen papel, entrar a la universidad y nunca más jugar baloncesto. Allí era el fútbol de los viernes en la tarde, después de clase de Sergio o de Lucho y la torpeza de siempre mientras otros gambeteaban como si hubieran nacido con un balón cosido a los pies. A veces pensaba que jugar no era para mí, ver al América, a la Juve, al Tottenham, al Hamburgo, al PSG a todos mis equipos era más fácil que arriesgarme a la humillación de un túnel frente al resto del mundo. Y todo siguió igual por casi diez semestres…

Este semestre fue diferente, necesitaba ver deporte formativo por una formalidad académica, si no lo veo no me puedo graduar, y me prematriculé en Baloncesto creyéndome con alguna ventaja sobre los que apenas aprendían pero Alá, Shiva, Moisés, Jebús y compañía son grandes y resulté inscrito en fútbol. Difícil, las cosas se complicaban, la clase se dictaba de diez a doce del día el jueves, yo no tenía guayos, jugaba de a ratos y, hay que reconocerlo, era un flojo. Las primeras clases hacia trampa, mientras todos daban tres vueltas yo daba una y media y me tomaba dos botellas de agua mientras decía “ya sé porque se mueren los futbolistas”. El calentamiento se alargaba y al final el profesor nos tiraba el balón para que jugáramos, yo estaba rendido, empezaba de delantero, bajaba a “ayudar” a la línea de volantes, después estaba metido entre los dos de marca, cuando menos lo pensaba era el defensa libero y al final terminaba hablando con el arquero. Pero hoy fue diferente, o al menos eso creo porque todo esto lo escribo ayer, imaginándome como iba a ser mientras me colocaba mis guayos nuevos, tan brillantes, con tan pocos goles encima, con tan poco polvo y pasto, aún sin sudor ni sangre, esperando apenas la gambeta justa, el gol de media cancha, la puntita del zapato que empuja la pelota y la piola que apenas se mueve y si, nosotros que celebramos el guacal de cerveza.

Cuentos en base a canciones o canción

2.
Cuento con siete personas o paisajes que aparentemente no están relacionados, pero sí. (esperando resultados)

A continuación, una lista de las canciones candidatas a devenir en cuentos y su significado, pues al menos el que yo les doy, además del posible uso a dárseles a futuro. Ultimo minuto y para el ejercicio de escritura, que tal si lo que hago es usar siete canciones que aparentemente no tienen nada que ver y las reúno, para caracterizar personajes o que la historia se guíe por ellas, en fin hacerla musical. Otra nota a esto, los números son solo referencia al cantautor y en ningún caso relacionan temáticamente a las susodichas canciones.


1. Let Forever Be, Chemical Brothers. Surrenders.

Dime nena que se siente tener el sol en tu cara y que te caliente, sentir el pasto en tu espalda y que todo eso sea tu vida y quieras que esa sea tu vida. Me gustaría que alguno de mis personajes escuchara la canción o la viviera y lo dijera, eso me recuerda a esa canción. Algo así.


2. Digital Love, Daft Punk. Discovery.

Lindo tema, el que me hace querer a Natilla un poquito más cada vez que la escucho. Esta noche volví a soñar contigo, y parecía que todos disfrutaban y los dos bailábamos, la música no dejaba de sonar y cada vez era la canción que más nos gustaba, es hermoso tenerte a mi lado y abrazarte y que me abraces hasta que despierte, porqué el sueño acaba.


3. Te llevo para que me lleves, Gustavo Cerati. Amor Amarillo.

Esta es la canción de Vivita, la que cantaba cuando se iba para Bucaramanga y yo me quedaba acá extrañándola. La canción en sí es bastante descontextualizada Te conozco de otra vida, hoy saldrás por la ventana. Como un puñal rasgando las tinieblas, si te llevo es para que me lleves. Sin amor solo roces, quiero ver tus ojos rojos. Contare hasta tres y llamare a tu puerta. Yo te llevo, para que me lleves. Yo te llevo para que me lleves. Para que me lleves. No trata de nada y aún así es bella tanto en la letra como en la música.


3. Lisa, Gustavo Cerati. Amor Amarillo.

Lisa tiene un amor de ultramar, brillando en la oscuridad, su sabor a la primera vez me hace volver a aprender. Down, down, down. A respirar. Siempre fue divertido perder, dejar a este mundo detrás hoy la atmósfera oprime sus pies, ella es mi chica lunar. Down, down, down. Down, down, down. Chica lunar. Manta raya enséñame más tu habilidad de nadar, ella es mi espejo, refleja lo que soy, suele ser duro aprender. Down. A respirar. Cuando me hundo en el mar, de la fertilidad, tu silencio visual, esta fauna abisal, reflejando el color del sol. La chica lunar que refleja lo que soy y aprender no es tan bueno como lo dicen.


4. No distance left to run, Blur. Blur, the best of…

Se acabo y no necesitas decírmelo. Se que es el final de todo. Ojala que estés con alguien que te haga sentir segura en tus sueños empezando hoy. I don’t kill myself try to stay in your life. Alguien que pase todo su tiempo contigo, amor.

La historia de un tipo que deja ir a su nena porqué no le da lo suficiente y tal vez, sí lo haga otro. Usarla, por favor usarla.


5. Pulso (mil mares), Bajofondo Tango Club. Supervielle.

La forma en que la canta esa nena más que la letra. Que dice. (Además que canta cierta parte en francés) la distancia es lo que pesa, la distancia es lo que pesa a mis ojos. Tierra, tierra, tierra. Es otra página, otro cielo, es lejanía. Otro cielo, otro día. Mis versos van vestidos de melancolía. Tierra, eres testiga de mis andares entre ese cielo y mil mares, testiga de la historia de mis padres, buscando esa identidad perdida en todos mis pares. Es otra pagina otro cielo, otro día, mis versos van vestidos de melancolía. Es lejanía, es distancia lo que pesa en mis ojos, sentirme ajena... francés… es otra página, otro cielo, otro día hoy. La melancolía de la partenza y de sentirse extraño así nos reconozcamos en lo otros y todo lo que va ligado a eso. ¿Lindo, no?


6. Zoom, Soda Stereo. Amor Stereo.

Hacerte un zoom anatómico. Buena canción y mejor video. De que habla, no sé, de lo que uno le habla a las mujeres, de que se puede hablar mientras se les besa y se les está queriendo cada vez un poco más, sólo un poquito más. Quiero un zoom anatómico, quiero el film del secreto. Entre tus labios de plata y acero inolvidable, quiero un rol protagónico. Pruébame y veras que todos somos adictos, a estos juegos de artificio. Voy a hacerte un macro porno intenso lo que seduce nunca se les da, lo que se piensa. Zoom. Por aquí ya estuve te largas a reír en tus comisuras, nena, dame un zoom. Luz, cámara, acción.



7. Palabras más, palabras menos, Andrés Calamaro. Hasta luego.

Palabras más o menos ayer me decías. Palabras más o menos que no me quieres. Palabras mas o menos me estas tocando los huevos. Es lo que menos te puedo dar es lo de siempre, palabras viejas palabras llenas de remordimiento, palabras que se lleva el viento palabras menos palabras mas. Es lo que más te puedo dar es lo de siempre, palabras nuevas palabras solo como pasa el viento palabras que soplan en el viento palabras fáciles de olvidar. Palabras más o menos las que hoy me duelen, palabras más o menos sentimientos nuevos. Palabras que pueden lastimar.


7. El día de la mujer mundial, Andrés Calamaro. Honestidad Brutal.

Quien escribirá la historia de lo que pudo haber sido, yo que soñaba despierto, ya no sueño dormido con quien estarás ahora quien te va a dar de comer en el día mundial de la mujer. Voy a seguir hasta encontrar una parrilla en dolores, no miraste bien en mis espejos retrovisores, ahora que pusiste el freno espero que encuentres algo bueno que morder. Eduardo subí la radio yo enciendo un petardo, cuanto falta para llegar a cualquier lugar ojala te sientas solamente un poco mal en el día de la mujer mundial. Quien esta preparado para ser un chico abandonado, quien tiene el blanco del camino en el ojo marcado. Oh edu falta mucho para parar y comer es el día mundial de la mujer. No entendí si vas a hacer libre o esclava, no entendí si fui tu dueño o un borracho que pasaba soy grande pero tengo algo que aprender, es el día mundial de la mujer. Elegí pena u olvido o sudor compartido ojala no me arrepienta de haberme conocido lo importante es que nunca pude hacerte sentir mal. Feliz día de la mujer mundial.


7. Te quiero igual, Andrés Calamaro. Honestidad brutal.

Te quiero, pero te llevaste la flor y me dejas te el florero. Te quiero, me dejaste las cenizas y te llevaste el cenicero. Te quiero pero te llevaste marzo y te rendiste en febrero. Primero, te quiero, igual. Te quiero te llevaste la cabeza y me dejaste el sombrero. Te quiero pero te olvidaste abril en ropero pero igual te quiero, no me gusta esperar pero igual te espero primero te quiero igual. Te quiero me dejaste el florero y te llevaste la flor pero igual te quiero. Me dejaste el vestido y te llevaste el amor. Te quiero pero te olvidaste abril en el ropero. No se si estoy despierto o tengo los ojos abiertos. Se que te quiero y que me esperan mas aeropuertos te quiero te llevaste la vela y me dejaste el entierro. Primero, te quiero, igual.


7. Paloma, Andrés Calamaro. Honestidad Brutal.

Mi amor fuimos a volar, con un solo paracaídas, uno solo va a quedar volando a la deriva. Vivir así no es vivir, esperando y esperando porque vivir es jugar y yo quiero seguir jugando. Le dije a mi corazón, sin gloria pero sin pena no cometas el crimen varón sin no vas a cumplir la condena. Quiero vivir dos veces para poder olvidarte, quiero llevarte conmigo y no voy a ninguna parte. No te preocupes paloma hoy no estoy adentro mío, amar es mi enfermedad soy un envase vacío. No te preocupes paloma, no hay pájaros en el nido dos ilusiones se irán a volar pero otras dos han venido. Sin olvido de vivir, colgado de sentimientos voy a vivir para repetir otra vez este momento. Te bajaría del cielo mujer la luna, hasta tu cama. Por que es muy poco de amor, solo una vez por semana. Puse precio a mi libertad y nadie quiso pagarlo te cambio tu corazón por el mío, para mirarlo y mirarlo. Hampas de gloria mujer quiero un pedazo de cielo para invitarte a dormir en la cama o en el suelo un sacrificio ritual, bien o mal, yo quiero hacerle a mi estrella sin principio ni final no quiero vivir sin ella.


jueves, 20 de septiembre de 2007

Desde el patio de atrás (I Wanna Rock!!!)

Desde pequeño siempre me gustó la música. No bailar, solo escucharla, empezar a sentirla bien adentro y tararear un poco. En las fiestas infantiles de la época sonaban Sopa de Caracol y la Lambada y las niñas intentaban movimientos que después no dejaríamos de ver, pero tenemos ocho o nueve años y para nosotros es solo Luisa que mueve la panza y de pronto nos da un poco de risa y no más.
Para mi la música era algo muy importante, en mi casa mis papas escuchaba a Queen, a la Fania, a Camilo Sexto, a Pink Floyd y al Puma mientras en la calle aullaba algún cantante tropical de moda y yo, bien resguardado de todo sonido, empezaba a construir mi grupo musical. Éramos cuatro, mis dos mejores amigos y mi hermana, porque yo había visto que en todo grupo había una mujer y ella estaba por allí entonces… yo iba a ser la cabeza del proyecto, la voz, el bajista, el compositor. La guitarra la tocaría Andrés, la batería sería responsabilidad de Jhon y mi hermana Angélica haría los coros y las segundas voces. El nombre llegó fácil, casi sin darnos cuenta llamamos Always al grupo porque en el cuaderno de Coca-Cola donde escribía las letras la publicidad nos lo decía como un imperativo. Buscamos en el diccionario, Siempre, bonito nombre, a lo mejor nos dura y nos hacemos famosos pensábamos. Nos faltaban los instrumentos pero teníamos las letras. Todas eran estupidas, rimaban de una forma cruel, cuando cantaba parecía a un rapero de bus aunque con apenas menos ritmo.
Recuerdo que en mi casa tuvimos un reunión familiar y a mi se me ocurrió que sería genial debutar ante un publico numeroso, a mis compañeros de grupo no les gustó mucho la idea y no quisieron seguir ensayando. Les dije que no importaba, que al fin y al cabo era mi grupo, que yo podía hacer lo que quisiera por que ellos no sabía componer canciones y yo si. Mi hermana no dijo nada, no podía, no tenía donde huir. El día de la presentación se me olvidó la letra justo en la parte del coro, corrí a buscar en el cuaderno mientras mi hermana se retorcía de la risa y yo la miraba como diciéndole que me iba a vengar. Cuando regresé a la sala todos me decían que había estado increíble, que si todo lo había hecho solo, que que bonito y yo me limitaba a pedir más helado, cansado de tantas manos tocándome la cara, sobándome en la cabeza. Tal vez la vida de un cantante no sea tan buena después de todo, pensé entonces sin conocer a Jim Morrison ni a Jimi Hendrix, con tantas tías jalándome los cachetes y mi hermana muerta de la risa. Desde entonces, me dije, solo iba a escuchar y gritar a veces en la ducha o tomándome una cerveza bajando la sexta, I WANNA ROCK!!!! yeah…

Cosas de manos

La otra vez volvía mi casa en colectivo desde la U, iba escuchando música, creo que a Juana Molina, y leyendo uno de los cuentos de Cortázar. Eran cerca de las tres de la tarde y hacía un calor insoportable, las ventanas iban abiertas de par en par y las personas en el colectivo se abanicaban con lo que podían. Usualmente lo buses, cuando para frente a la universidad, esperan un largo rato hasta que se llenan, sin importar que causen un trancón impresionante, sin importar que alguien tenga una cita urgente. No, ellos solo esperan a que el colectivo se llene, aunque a veces no tienen éxito y arrancan llevándose al mundo por delante. En esta ocasión no pudo llenar el bus, solo habíamos unas cinco o seis personas hasta que se montaron los sordomudos. Un espectáculo, yo jamás había visto a dos sordomudos “hablando” tan animadamente. Escribo hablando por que eso era lo que hacían, y también se reían, con una pequeña risa de sordomudo que le dedicaban al otro. Se subieron cerca a la U y se sentaron en los asientos que dan de cara al pasillo, casi de frente y hablaban. No sé que tan imprudente fui, pero me quedé mirando sus manos, parecían mimos y no se callaban, siempre había un gesto más, un pequeño guiño o un chiste que solo ellos podían entender. Ante la animada charla Cortázar quedó de lado, siempre habrá tiempo para Cortázar una y otra vez, y ahora eran solo manos y Juana Molina, Juana Molina que cantaba algo como Ana en el cielo supo esperar años enteros a su mamá. No te quepa duda que un minuto en el cielo es una eternidad y que un segundo en la Tierra con tantas penurias puede ser más, u otra cosa, no puedo estar seguro, las manos hipnotizaban ya dije. Hablaban con seguridad, confiados en que nadie entendía los pormenores de su conversación y por un momento puedo decir que sentí envidia. Envidia de poder decir lo que quiera en público, sin preocuparme por consecuencias o por tildes, usando combinaciones de dedos que se escucharían como un “o sea” o un “parce". Me imaginé por un momento tener esa libertad, la de elevar las manos como si estuviera por hacer esa plegaria a un dios desconocido o mover los dedos como tejiendo las palabras. Los sordomudos, seguro tenían nombres comunes como Pedro y Juan, se bajaron juntos unos minutos más tarde. Me los imagine caminando despacio mirándose de lejos, hablando con sus manos diestras, diciéndose “viste a ese tipo que no dejaba de mirarnos”, riéndose con sus risas de sordomudo que a veces son como un gestos y otras apenas como un suspiro.



viernes, 14 de septiembre de 2007

Falling apart

1

Ayer hubo un terremoto en Indonesia. Hace menos de un mes tembló en Perú, en Pisco, murieron muchos. Hace menos de una semana hubo también un sismo de 6,2 Richter en un pueblo del pacifico nariñense, fue en la noche, yo estaba leyendo cuando todo se empezó a mover. El temblor no duró mucho, 45 segundos según estimaciones radiales, pero sí el tiempo suficiente para que una vecina saliera gritando y muchos se escondieran bajo los marcos de sus puertas. En cierto sentido mucha gente esperaba que nos tocara a nosotros, el temblor, lo esperábamos ansiosamente, uno pequeño para que apenas nos moviera los cimientos, uno como el del hace unos años, el que dañó los apartamentos de la novena y no pasó de 5 grados.


2

Ahora que lo pienso un poco, me da pena decirlo, me parece apropiado el remesón de hace unos días. Me explico, fue como somatizar lo que nos pasa por dentro. El país cayendo en pedazos por dentro y ahora también por fuera, de igual forma nosotros nos estábamos cayendo en pedazos y ahora… cuando pase el temblor, despiértame, no sé como los Soda podían dormir mientras la cama les bailaba.


3

Falling apart es una frase que siempre me ha gustado, caer en pedazos, como un espejo roto o una estante mal armado. Se cae en pedazos luego de querer mucho y descubrir que la otra persona se ha tomado todo como un juego o cuando pierdes algo que querías mucho (un amigo que pelea con vos, un iPod que te roban) o cuando pierde tu equipo favorito. Igual es necesario, es como descansar y tenés que dejar que te pase, ir al estadio a pesar de que el América no levante cabeza (aunque ahora parece que…), componer una copla para ese amigo esquivo, comprar un reproductor emepitri o volverte a enamorar. Es necesario cansarse para descansar, ahora me pasa, tengo unas ganas enormes de dejar de ser, de tirarme en una cama, de ver pasar el mundo a mi lado, solo En-Sof y Ayin como diría un rabino en Praga. Cansarme de querer como creí estarlo cuando terminé con Natilla para descubrir que no pasaba nada, para darme cuenta que con ella había descansado bastante, que ese terremoto que calcule en 9,5 grados no pasaba de ser un triste 3,5º Richter. Ahora, casi un mes sin ella (el 24 de este mes cumpliríamos tres años de estar juntos en un amor que fue como un mantra), pienso que talvez me estoy mintiendo, en que tal vez sería bueno volver con ella, cansarse para descansar… mejor me inscribo a un gimnasio.

Camera Obscura - Let's Get Out Of This Country

Dicen que los años ochenta han regresado, la década donde aún se creía que el betamax era lo ultimo en tecnología, donde los computadores eran un sueño para el tercer mundo, cuando presentaban la Laguna Azul con Broke Shields y las mujeres se peinaban como Alf el extraterrestre. La era de MacGyver ha vuelto encarnada no solo en lo osan llamar “moda retro” o “vintage”, a veces es simplemente postmodernismo aplicado, sino en la dulce y melancólica voz de Tracyanne Campbell, la cantante y líder del grupo escocés Camera Obscura.

Es difícil hablar de una década en la que apenas estaba aprendiendo a leer, de la que solo recuerdo a mis padres escuchando a Queen y Rolling Stones, al Grupo Niche y a Héctor Lavoe. Difícil, repito, decir que los ochenta me suenen a Camera Obscura, a guitarras suaves, a pop acústico y sencillo sin ganas de ser ABBA o cantar con el romanticismo afectado de Yuri; apenas la dulce voz de Tracyanne mirándonos como si no estuviera ahora, como si fuera el espejismo de sus ojos azules, como si en el fondo se escuchara el ruido de un casete mal grabado.

Los Camera Obscura como la precisa irrupción de una década donde todo era solo un poco diferente. Los críticos modernos suelen ver a este tipo de bandas como un simple producto de reciclaje, músicos que repiten formulas que en otro tiempo fueron un éxito. Críticos cuyo lema es “No hay nada bueno en lo nuevo y nada nuevo en lo bueno” Para ellos no hay ninguna propuesta “novedosa” que no se haya hecha ya, el pasado existe y es más grande que el futuro. La única diferencia, el único pie de página en la historia, es que Camera Obscura no pertenece a nuestro tiempo, cantan como si estuvieran parados sobre el muro de Berlín.

I can see that you are leading her on
I think I know what you are
I can see that you are leading her on
Yeah I know what you are
You can’t see that you’re just the same
as all the stupid people you hate
I’m not saying I’m free from blame
because I need all the friends I can get

Camera Obscura debutó en el mundo musical en 2001 con el álbum “Biggest Bluest Hi Fi”, donde le declaraban su profundo amor a un pasado que desde lejos se ve mejor dedicándole canciones como ‘Eighties Fan’ y ‘Happy New Year’. En el 2003 publican "Underachievers Please Try Harder" donde siguen mirando veinte años atrás, donde se empiezan a desligar de las comparaciones con otros grupos como Belle and Sebastian. El golpe de gracia lo propinaron el año pasado al ofrecernos su tercer disco de estudio titulado “Let’s Get Out Of This Country”, disco que fuera catalogado como uno de los mejores del año pasado, disco que los alejó aún más en el tiempo ya que ahora sus referentes se encuentran en los sesenta y los setenta. Es como si nos despertáramos de un coma profundo que nos mantuvo vivos y entre paréntesis por veinte años, despertar y darnos cuenta que las cosas no han cambiado mucho.

Hay un álbum de Nico, la “Femme Fatale” de Velvet Underground, que data de 1985 y se llama Camera Obscura, no sería de “critico” decir que los de Glasgow tomaron su nombre de allí, como ya han tomado la música de esta década cantándola como si no hubieran pasado 20 años, como si todavía estuviéramos pequeños y en televisión presentaran aún Mazinger Z y Meteoro, como si el Atari nunca hubiera perdido su batalla a dos dimensiones frente a la 360 o al Wii. Nos levantamos temprano en la mañana y si, el bus nos espera para irnos a estudiar.

Did you know I could be a lot of fun
I'm aware that friendship can die young
As the glow from the street light bled
Down the Langlands Road
we set off the best of friends
I know where I stand
I don't need you to hold my hand

Si este disco fuera un momento…: Estar en un parque, recostados sobre un pasto húmedo que ya empieza a picar en el cuello, de cara al sol de las cinco de la tarde. Luego mirar al lado, entre la luz que ya es naranja mirarla a los ojos y decirle cualquier cosa, hacer que te mire con esa cara de felicidad que solo una mujer puede tener. Luego un beso, uno que dure tanto como cualquier canción.

Dato para los que leen poemas: Camera Obscura participó tocando para un especial en vivo de John Peel sobre el poeta Robert Burns. Durante el directo musicalizaron varios de lo poemas del escritor, entre ellos ‘A Fond Kiss’ y ‘O' that I were where Helen lies’. Burns es considerado como el poeta nacional de Escocia.

De Baricco en OCÉANO MAR

Inmenso el Baricco de Océano Mar, inmenso el Baricco de City, Inmenso el de Seda, Inmenso el de Novecento. Inmensísimo el que lee City con música de Air de fondo, como un susurro mientras camino a casa pensando en todo lo feliz que se puede ser cuando te regalan una sonrisa apenas justa. Inmenso, todo, inmenso y feliz, sonrisa, una posada, Almayer, suspirar…

Pág. 32

“No sé. Las cosas más extrañas. Pero no es miedo, no es exactamente miedo… es un poco distinto… el miedo viene desde afuera, yo esto lo he entendido, tú estás allí y el miedo te llega encima, estás tú y está él… es así… está él y yo también estoy, y en cambio lo que me pasa a mí es que de improviso yo ya no estoy, está sólo él… que sin embargo no es miedo… no sé qué es, ¿lo sabe usted?”


Pág. 138 – 139

No hay balsa, no hay hombres, no hay palabras, no hay sentimientos, ni gestos, nada. Sólo hay mar. Todas las cosas se han vuelto mar. Nosotros abandonados por la tierra nos hemos vuelto el vientre del mar, y el vientre del mar es nosotros, y en nosotros respira y vive. Yo lo miro mientras baila en su manto reluciente para la alegría de sus propios ojos invisibles y finalmente sé que esta no es la derrota de ningún hombre, ya que solo es el triunfo del mar, todo esto, y la gloria suya, y entonces, entonces HOSANNA, HOSANNA, HOSANNA A ÉL, océano mar, poderoso sobre todo poder y maravilloso sobre toda maravilla, HOSANNA Y GLORIA A ÉL, dueño y siervo, víctima y verdugo, HOSANNA, la tierra se inclina a su paso y lame con labios perfumados el borde de su manto, él, SANTO, SANTO, SANTO, regazo de cada recién nacido, vientre de cada muerte, HOSANNA Y GLORIA A ÉL, señor del tiempo y dueño de las noches, el único y el solo, HOSANNA porque suyo es el horizonte y vertiginoso su regazo, profundo e insondable, y GLORIA, GLORIA, GLORIA en las alturas porque no hay cielo que no se refleje y no se pierda en ÉL, y no hay tierra que no se rinda a ÉL, ÉL, invencible, ÉL, esposo predilecto de la luna y padre afectuoso de las gentiles mareas, ante ÉL se inclinen los hombres todos y levanten el canto de HOSANNA Y DE GLORIA porque él está dentro de ellos, y en ellos crece, y ellos viven y mueren en ÉL, y ÉL es para ellos el secreto y la meta y la verdad y la condenación y la salvación y el camino único hacia la eternidad, y así es, y así seguirá siendo, hasta el fin de los días, que será el fin del mar, si el mar tendrá fin, ÉL, el Santo, el Único y el Solo, el Mar Océano, para ÉL HOSANNA y GLORIA hasta el fin de los siglos. AMÉN.
Amén.

Pág. 175

¿Cómo se hace? Cómo se lo dices, a una mujer así, lo que tienes que decirle, con sus manos sobre tu cuerpo y su piel, la piel, no se le puede hablar de muerte a justamente a ella, como se lo dices a una jovencita así, lo que ella sabe y que sin embargo tendrá que escuchar, las palabras, una tras otra, que aunque las sepa las tiene que escuchar, tarde o temprano alguien tiene que decirlas y tú escucharlas, ella, escucharlas, aquella jovencita que dice

- Tienes unos ojos que nunca te he visto.

Y luego

- Si solamente tú lo quisieras, podrías salvarte.

Cómo se lo dices, a una mujer así, que tu quisieras salvarte, y más aún quisieras salvarla a ella contigo, y no hacer otra cosa que salvarla, y salvarte, toda una vida, pero no se puede, cada uno tiene que hacer su viaje y en los brazos de una mujer uno no termina por andar caminos torcidos, que ni siquiera tú entiendes mucho, y en el momento justo no lo puedes contar, no tienes las palabras para hacerlo, palabras que convengan, allí, entre aquellos besos y sobre la piel, palabras justas, no existen, aunque las busques en lo que eres y en lo que has oído, no las encuentras, siempre tienen una música equivocada, es la música que les falta, allí, entre aquellos besos y sobre la piel, es una cuestión de música.


Pág. 183 – 184

-¿Sabe una cosa? Yo habría dicho que los admirantes estaban en el mar…

-Yo también habría dicho que los curas estaban en las iglesias.

-Oh, bueno, usted sabe, Dios esta en todas partes…

-El mar también, Padre. El mar también.


Pág. 200

Es una locura pensar

que usted estaba escuchando

ese día

realmente

escuchándome

a mí.

Uno reza

para no quedarse solo

uno reza

para engañar la espera,

ni siquiera se sueña que

Dios

a Dios

le guste escuchar






viernes, 7 de septiembre de 2007

Desde el patio de atrás (Lo que quería ser cuando grande)

Me acuerdo que cuando tenía poco más de siete años solía jugar con mi mejor amigo de la época (los tiempos y las personas cambian) a los científicos locos (!!!) A mi también, justo ahora, me sorprende que jugar al científico loco fuera una de mis pasiones en la época del racionamiento eléctrico del presidente César Gaviria. Tal vez, viéndolo desde donde lo veo, a casi quince años de distancia, eso diga más de mí que cualquier cosa, más que cualquier examen genético o de ADN.
Jugaba con mí siempre aliado compañero científico loco a la dominación mundial, o para ser más precisos, a los preliminares de tal hazaña. Los preparativos consistían en desarrollar una bacteria mortal, tipo Twelve Monkeys pero sin viajes al pasado, y dar el ultimátum a la ONU o a los Estados Unidos, muy divertido todo, muy secreto todo. Los únicos que jugábamos éramos los dos, todo estaba envuelto en una especie de misterio, incluso teníamos un tubo de ensayo donde, gracias a nuestra prolija imaginación, conservaríamos la bacteria que nos llevaría a la control del orbe.
La confirmación de todo vino un día en clase, creo que estaba en tercero o cuarto de primaria y la profesora, seguro que era una ella, nos preguntó a todos y cada uno que queríamos ser cuando grandes. La pregunta trajo multitudes de doctores, arquitectos, astronautas y un solo, único y feliz científico loco. Me sentí bien, creo, al revelar mi identidad secreta y mis planes para el dominio mundial. Que todos miraran un poco asombrados, hasta los astronautas que deberían preocuparse más por la Luna o Saturno, fue aún mejor. La profesora no dijo nada, la profesora dejó de preguntar y nos dejó tarea de matemáticas para la próxima clase.
También intenté construir un robot, ya que como científico loco que iba a ser, debía manejar varias ramas de la ciencia. Busqué entonces entre las herramientas de mi papá y saqué varias tuercas y tornillos para construir lo que sería mi más grande invento. Recuerdo que construirlo fue especialmente fácil, juntar las tuercas y tornillos, darle una forma vagamente humana, casi como si lo moldeara con barro. Lo último, lo difícil, era darle vida, busqué entre las herramientas de mi papá todavía regadas en el piso y encontré un enchufe y cables. No me es difícil imaginar mi cara de alegría, la electricidad de seguro le daría vida a mí invención. Rápidamente los instalé en mi humanoide y lo conecté a un toma, como el doctor Frankestein pude gritar “está vivo, está vivo” mientras el monstruo se levantaba y daba sus primeros y torpes pasos en medio de rayos y centellas de una tormenta de novela victoriana… aunque en realidad no había energía eléctrica en ese momento. Gracias al presidente Gaviria y los apagones, algunas mañanas, algunas tardes y algunas noches en la Colombia de 1992 se pasaban jugando rayuela o leyendo cuentos. Me acuerdo que ese día le mostré a mi mamá el invento, le enseñé como el robot era pieza clave en la estrategia de dominación y el sistema que lo proveía de energía. Me acuerdo, y ahora ella me lo recuerda, que me quitó a mi autómata y me explicó los peligros de la electricidad, recuerdo que la odie por eso solo un momento, hasta que fue hora de salir y jugar, la bacteria todavía no estaba lista, debía ir donde mi compañero científico loco para arreglar las cosas, la conquista del mundo estaba tan cerca…