lunes, 3 de diciembre de 2007

Andrés Calamaro – El Regreso


Andrés Calamaro nunca ha venido a Colombia. No lo puedo asegurar, tal vez siendo más discreto diría que pudo hacer una escala en algún aeropuerto de estas tierras, pero me empecino a creer que Calamaro nunca se ha presentado en concierto en mí país. Siendo un poco coherente buscaría en Google y saldría de mi equívoco, siendo más soñador preferiría pensar, como hasta ahora, que don Andrés aún no nos regala su espectáculo.
Para quienes aún no lo han visto dejar el alma en una tarima cantándole a una flaca traicionera o a un pase de tauromaquia (o calcetín con nombre) está el álbum del 2005 titulado El Regreso grabado en vivo en el Luna Park de Buenos Aires. En este, Calamaro es más cantante que antes, es un regreso feroz, devorando sus líricas y las de otros.
En la Universidad discutía con una amiga sobre quien era mejor, si Andrés Calamaro o Fito Páez. Ella defendía fervientemente al hombre del piano mientras yo le repetía que cada canción de Calamaro golpeaba más hondo que la anterior, decretamos una tregua al preguntarle a un alguien que nos dijo que Cerati era más grande que los dos juntos.
Además de en discusiones, Calamaro a estado presente en cada amor y desamor que he tenido. Sus canciones pueden condensar mejor que cualquier otra cosa lo que se está sintiendo en el momento de mirar a una nena a los ojos y pensar que tal vez, por que no, no vas a poder resistir nunca más a esa mirada. Aunque a mi parecer es más efectivo cuando te das cuenta que no la vas a poder mirar nunca más a los ojos sin que te duela, cuando todo el amor se torna en resignación y un poco de rabia y entonces Andrés Calamaro está allí, como diciéndote todo lo que hace falta en una canción.



Me acobardó la soledad
y el miedo enorme de morir lejos de ti.
¡Que ganas tuve de llorar
sintiendo junto a mí
la burla de la realidad!
Y el corazón me suplicó
que te buscara y que te diera mi querer.
Me lo pedía el corazón
y entonces te busqué
creyéndote mi salvación.



En El Regreso Calamaro se canta a si mismo, es una especie de homenaje que se brinda en veintiún canciones representativas de su extensa discografía, y es más que eso cuando inicia con El Cantante, original de Héctor Lavoe, canción que readapta como si siempre la hubiera cantado él. En Te Quiero Igual recita parte de El día que me Quieras de Carlos Gardel, “El día que me quieras no habrá más que armonía, será clara la aurora y alegre el manantial. Traerá quieta la brisa rumor de melodías y nos darán las fuentes su canto de cristal. El día que me quieras endulzará sus cuerdas el pájaro cantor, florecerá la vida y no existirá el dolor.” Crímenes Perfectos tiene el toque de melancolía en su voz necesario para convertirla en una canción aún más triste, aunque la ocasión no es como para lágrimas y en Estadio Azteca se lanza con una especie de plegaria “Gracias le doy a la Virgen, gracias le doy al Señor. Que entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, no perdí mi amor al canto, ni mi voz como cantor.” Invita a Juanjo Domínguez y entona Por una Cabeza, la euforia crece y Calamaro, el infatigable, finaliza con Flaca y Paloma.
No sé que tan probable sea que Calamaro visite Colombia o que, tal vez, regrese y cante para un público que está deseoso de verlo mientras tanto está este álbum y cerrar los ojos e imaginarse al Salmón diciéndoles a todos que, como vos, la quiere igual.



Mi amor fuimos a volar, con un solo paracaídas,
uno solo va a quedar volando a la deriva.
Vivir así no es vivir, esperando y esperando
porque vivir es jugar y yo quiero seguir jugando.
Le dije a mi corazón, sin gloria pero sin pena
no cometas el crimen varón sino vas a cumplir la condena.


Si este disco fuera mujer sería…: Es inevitable decir que sería la flaca que nos clava su puñal por la espalda, la mujer por la que esperamos en aeropuertos, bares y cafés. La nena linda que aunque se ve inocente sabe todo acerca de la vida. La que se llevó el amor y nos dejó un único vestido, claro, en el fondo del placard.


1 comentario:

diego dijo...

A mi me gusta una cancion de Calamaro que se llama Veneno en Tu Piel, y si cala hondo... Fito es mas paz y amor... y Cerati... no es mas facil declarar triple empate?