domingo, 20 de diciembre de 2009

Show me

Estoy enfermo. Tengo gripa y me duele la cabeza. Ayer dormí casi todo el día y cuando intenté pararme empezó la tortura. La cabeza se me estalla. Cuando se tiene migraña hay pocas cosas para hacer: no se puede escribir, no se puede leer, no se puede salir a la calle, no se puede fumar, la lista continúa y no es nada agradable.

Están remodelando mi casa y todo es nubes de polvo, huecos en las paredes, golpes de martillo que retumban en mi cabeza. Sin lugar para el silencio. Esta semana será agitada porque tengo muchas cosas que escribir y entregar, plazos que debo cumplir. Debo hacer también las “compras de navidad”, comprar varios regalos y un collar para Ursula. Respecto al blog… seguiré escribiendo un texto soso y flojo, que no valdrá la pena leer, una vez por semana por mucho tiempo, aunque está en construcción un texto pesado que osaré en compartir con ustedes el brillante día en el que me deje de doler la cabeza. Esperemos que todo esto lo haga antes del fin de año, aunque falta tan poco. Faltan diez días para mi cumpleaños y once para las ominosas campanadas finales, no sé si falte poco o mucho para volverla a ver.

1 comentario:

Shakadesu dijo...

En teoria, segun tu entrada, faltan menos de diez dias para entregarte tu regalo de cumple