domingo, 28 de febrero de 2010

Otro café, otro cigarrillo

Últimamente mi consumo de café y cigarrillos ha aumentado exponencialmente. Unido a esto, tomado de la mano, casi llamándolo consecuencia está el descenso constante y mantenido en el número de páginas escritas. Aclaro y explico, nada escrito para el blog, sólo mucho tiempo libre y una idea que da vueltas. Ahora, después del incremento de nicotina y cafeína, la cantidad de páginas en lugar de crecer disminuye. Como casi todas las cosas en el mundo esto también tiene dos caras, la positiva vendría siendo un exhaustivo proceso de edición que ha reducido a la mitad ese número de páginas. Seguiré escribiendo, trataré de seguir escribiendo y eventualmente transcribiré algo aquí, para que tome aire y respire fuerte. Por lo pronto Lucky Strike y café frío siempre, en la noche siempre. Con calor, siempre.


PD: Como esto es un espejo y es todo volver, he pensado en retomar el diario que hace un año paseó por aquí. Treinta días, de nuevo, que empezarán el día en que pague mi deuda en cervezas.



1 comentario:

JLRocha dijo...

Me gusta su ritmo. En eso de productividad+cigarro me recuerda a uno de los protagonistas de la película peruana Tinta Roja.

Saludos...