viernes, 16 de mayo de 2008

Un buen día

Hoy en la mañana me levanté pensando es eso, en lo que para mí podría ser un “buen día”, en la definición concreta o precisa de un día magnifico y maravilloso. Un buen día podría ser ese martes en el que te ganás la lotería o tal vez ese domingo, cuando te despertás a las 6 a.m. con resaca, y te encuentras en la televisión en el prime time del fútbol mundial con un Manchester United – Chelsea, Liverpool – Arsenal, Juventus – Inter, Roma – Milán y Real Madrid – Barcelona uno después del otro, todo el día o también, un buen día es, ese viernes donde por primera vez le tomas la cara a la niña que te gusta y la besas justo, apenas, en los labios. Un buen día, hay tantos…
Buen día el que tuvieron el miércoles los hinchas del Zenit de San Petersburgo, en especial los 8.000 que viajaron hasta Manchester para hacer parte de la historia y ver a su equipo coronarse, por primera vez, campeón de la copa UEFA. En una final del todo atípica se enfrentaban el Glasgow Rangers de Escocia contra el Zenit de Rusia, el estadio lucía abarrotado de hinchas escoceses que no sólo habían colmado el estadio sino también las calles de la ciudad inglesa listos para desatar la celebración… un buen día, como ya lo había dicho, un buen día fue el que tuvieron Konstantin Zyrianov e Igor Denisov, los anotadores de los goles, además del 10 ruso Arsavin, quienes le dieron la gloria a su equipo actual campeón de Rusia, repitiendo la hazaña que dos años antes había logrado el CSKA de Moscú. God saves the champion.
Buen día también el próximo miércoles y la final de la UEFA Champions Ligue entre el Manchester United y el Chelsea en Moscú, ojala el triunfo sea para los azules de Londres.
Buenos días te dicen al levantarte, al llegar al trabajo, a la universidad, al hablar con el paisa que te vende las arepas o el pan. Lo dices un poco sin desearlo realmente, sin en verdad pensarlo, vamos por todos lados repartiendo buenos deseos tal vez pensando muy en el fondo que algo de esa buena fortuna nos puede tocar a nosotros. Justo en estos momentos salgo a probar suerte, haber si tengo lo que hasta ahora he denominado un buen día, salgo a verme con ella para, como escribió alguien a quien admiro, regalarle o mentirle algo que ha esperado mucho más que cinco minutos.





P.D.: buenos días lo que se aproximan, a partir del 6 de junio, días antes o días después, arranca la Eurocopa 2008 en Austria y Suiza. Fueron años de espera ahora está cada vez más cerca.

P.D.: Por segunda vez “reabro” el blog. Por segunda vez digo que no hay nada que celebrar. Por segunda vez me lo prometo. Por segunda vez prometo lo otro.

2 comentarios:

pepa dijo...

¿Que tal estuvo tu día?

Valentina dijo...

cuando uno amanece pensando que va a ser un buen dia, justo no lo es. creo que llega cuando uno menos se lo espera, porque lo planeado aburre, la sorpresa del dia a dia es lo que los hace ser buenos dias.